Académicos de la U. de Valparaíso son premiados por su aporte a la inclusión


Dra. Sabina Hernández y Dr. Jaime Jamett con el Premio Golisano

El pasado jueves 25 de marzo, más de diez profesionales de la salud y de la actividad física fueron reconocidos por su aporte a la inclusión y a la salud de personas con discapacidad intelectual (DI), una población particularmente afectada por la pandemia del covid-19.


La premiación fue liderada por la fundación Olimpiadas Especiales Chile, filial nacional de Special Olympics, la organización de salud pública más grande del mundo para personas con este tipo de discapacidad.


Entre los reconocimientos entregados destaca el Premio Golisano 2020, otorgado por Special Olympics y Golisano Foundation a profesionales de la salud a nivel mundial para reconocer la contribución para disminuir las barreras de acceso a la salud que existen para las personas con DI. Esta vez, el galardón fue entregado a la Dra. Sabina Hernández y al Dr. Jaime Jamett, docentes de la facultad de odontología de la Universidad de Valparaíso, quienes empezaron a trabajar con Olimpiadas Especiales Chile en 2017, evaluando y educando en salud bucal a más de 200 estudiantes y recibiendo en la clínica universitaria a más de 50 alumnos derivados para tratamiento odontológico del colegio diferencial Los Fresnos, de Viña del Mar.

“Queremos resaltar su gran disposición, compromiso y entrega para acompañarnos en la misión de empoderar a los y las atletas con DI a través de información relevante, pertinente y accesible, acompañando a sus familias, sensibilizando e informando al personal de la salud y a la población en general, para que vean salud en la persona y no enfermedad en la discapacidad”, resaltó Carolina Picasso, presidenta de Olimpiadas Especiales Chile.
Evento de premiación

La doctora Hernández comenta que su interés por la salud bucal de personas con Síndrome de Down comenzó hace más de dos décadas, al notar que “ellas desarrollan enfermedad de encías con consecuencias muy graves que les hacen perder sus dientes a temprana edad”. Esto la llevó a ser una de las fundadoras de la Asociación Latinoamericana de Odontología para Pacientes con Necesidades Especiales (ALOPE Chile).


“Es un placer que nuestra Escuela sea reconocida por su labor, porque esto es el fruto de todos los que allí trabajamos, y lo vamos a seguir haciendo, porque con nuestro ejemplo van a haber en el futuro, muchos más odontólogos que contribuyan a mejorar la salud bucal de las personas con discapacidad intelectual”, manifestó Hernández al recibir el reconocimiento.

Por su parte, el doctor Jamett señaló: “Estamos realmente honrados y entendemos que esta premiación es un reconocimiento a la Facultad de odontología para poder avanzar hacia un país más inclusivo”.


Cabe destacar que, a pesar de que en 2020 se suspendieron las atenciones dentales de la facultad, ambos académicos están participando en la creación de la primera clínica de atención odontológica integral para personas con discapacidad en Chile.