La mujer que comenzó el cambio

Actualizado: mar 11

Durante la semana de la mujer recordamos a Eunice Kennedy Shriver, fundadora valiente y comprometida de nuestra organización.

Eunice Kennedy Shriver fue política y socióloga. Nació el 10 de julio de 1921 y falleció a los 88 años el 11 de agosto 2009. Desde temprana edad pudo observar los obstáculos que viven las personas con discapacidad intelectual debido a que su hermana, Rosemary Kennedy Shriver, tenía discapacidad.


Pese a que Eunice y Rosemary crecieron juntas practicando diversos deportes, las oportunidades que recibía la primera de las hermanas eran mucho mayores. La segunda de ellas, Rosemary, era estigmatizada por su discapacidad y debió cargar con los prejuicios de otras personas. Eunice, observadora crítica de la situación, comenzó a idear la posibilidad de unificar a las personas en el deporte luego de participar como atleta mientras estudiaba en la universidad.


Recibió su licenciatura en sociología de la Universidad de Stanford en Palo Alto, California. Después de graduarse, trabajó en la División de Problemas Especiales de Guerra. En 1950, se convirtió en trabajadora social en la Penitenciaría para Mujeres en Alderson, West Virginia, y al año siguiente se mudó a Chicago para trabajar con la Casa del Buen Pastor y el Tribunal de Menores de Chicago.

Eunice y Rosemary a la derecha.

Para 1957 queda a cargo de la Fundación Joseph P. Kennedy, Jr., un espacio que buscaba la atención de la discapacidad intelectual y mejorar los medios por los que la sociedad trataba a los ciudadanos con la condición. A través de este espacio logró grandes avances en cuanto a inclusión como por ejemplo la creación del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano en 1962. Esto ayudó a establecer una red de instalaciones afiliadas a universidades y centros de investigación de discapacidades intelectuales en las principales universidades de investigación de los Estados Unidos en 1967.


En 1962 Eunice realizó “Camp Shriver”, un día de campamento de verano en el patio de su casa, hecho especialmente para todos y todas las jóvenes con discapacidad intelectual. En este espacio muchos niños, niñas y jóvenes comenzaron a identificar sus propias habilidades y gustos por el deporte.


Seis años más tarde, el 20 de julio de 1968, y con la ayuda del distrito de Chicago, se realizan los primeros Juegos Internacionales de Verano de Olimpiadas Especiales en el estadio Soldier Field. Sólo un mes después nace la organización Olimpiadas Especiales, conformada por Beverly Campbell, Wallace Duncan y el doctor Frank J. Hayden, parte de la Fundación Joseph P. Kennedy Jr.


Una mujer mundialmente reconocida

Debido a su compromiso y motivación por las personas con discapacidad intelectual ha sido premiada y reconocida en todo el mundo. De hecho, ganó uno de los más altos honores que un civil puede alcanzar en Estados Unidos: la Medalla Presidencial de la Libertad. Además, recibió títulos honoríficos de las universidades de Yale y de Princeton.


Sin embargo, su mayor logro fue la creación del movimiento global de Olimpiadas Especiales, que ha alcanzado a más de 5 millones de atletas en 192 países, y a más de un millón de voluntarios, voluntarias y colaboradores.


“Ustedes son las estrellas y el mundo los está observando. El derecho de competir en cualquier campo deportivo, a estudiar en cualquier escuela y tener un trabajo: ustedes se lo ganaron. Los días de separación y segregación han terminado, manifestó Eunice en 1987 para los Juegos de Verano de Olimpiadas Especiales de Indiana, Estados Unidos.


¡Conmemoremos y sigamos luchando por un mundo justo para todos y todas!


Recuerda seguir el contenido especial del día de la mujer con el #DíaInternacionalMujer2021