[Opinión] El inicio de un cambio global

Por Viviana Aguayo, Coordinadora de Deportes Unificados, Olimpiadas Especiales Chile


Olimpiadas Especiales nació de un sueño. Eunice Kennedy Shirver, una importante socióloga y política estadounidense, entendió las injusticias en el trato hacia las personas con discapacidad intelectual (DI) y decidió hacer un cambio.

A finales de la década de 1950 y principios de 1960, la quinta hija de la familia Kennedy empezó a forjar una idea que se concretaría el 2 de agosto de 1968. Lo que nació como un campamento de verano para personas con discapacidad intelectual, se ha convertido, a través de los años, en un movimiento que persigue la inclusión para estas personas.

El objetivo estaba claro: dejar de centrarse en lo que no podían realizar estos jóvenes, y apuntar y aprender precisamente a lo que sí podían ejecutar en el deporte y otro tipo de actividades afines.

Hoy, 59 años después de ese primer campamento de verano y 53 de la constitución formal de Olimpiadas Especiales, se siguen cambiando vidas de personas con y sin discapacidad intelectual en cada esquina del mundo. La organización ha alcanzado a más de seis millones de atletas y compañeros unificados en más de 190 países y territorios. De igual forma, se ha convertido en un movimiento global que lucha y trabaja día a día para acabar con la discriminación de las personas con discapacidad intelectual. Todo esto, con el fin de fomentar la aceptación de las personas a través del poder del deporte y la programación en educación, salud y liderazgo.

Los objetivos siguen manteniendo el mismo rumbo. “Un mundo inclusivo para todos y todas, creado por el poder del deporte, a través del cual las personas con discapacidad intelectual viven una vida activa, saludable y plena”, reza la visión de la organización.

Para Olimpiadas Especiales es sumamente importante trabajar por la inclusión verdadera de las personas con DI. Incluso, en momentos de grandes desafíos por situaciones como la pandemia, han convocado a todos sus aliados y oficinas regionales a nivel mundial para generar y proporcionar recursos que puedan ayudar a los atletas a enfrentar el sedentarismo y el aislamiento con actividad física en casa. Asimismo, en cientos de rincones del planeta, la organización ha logrado aprovechar la tecnología para generar una amplia gama de actividades que van desde retos de fitness online y competiciones virtuales, a sesiones de mindfulness y exámenes de salud en línea.


Sí, Olimpiadas Especiales nació de un sueño, pero se ha convertido en un movimiento global que busca, día tras día, que la inclusión, la integración y el respeto a los derechos de las personas con discapacidad intelectual y que la inactividad, la intolerancia y la injusticia sean cada vez más una excepción.


Para llevar a cabo esta lucha necesitamos que más y más gente nos apoye. Para que cada persona con discapacidad intelectual sepa que tras de ella, hay un movimiento luchando por sus derechos, sus libertades y su inclusión en la sociedad.

SOBRE OLIMPIADAS ESPECIALES CHILE


Olimpiadas Especiales no es un evento, es una organización sin fines de lucro que busca la inclusión de las personas con discapacidad intelectual a través del deporte, todos los días y en todo el mundo.


Desde el inicio de Special Olympics en 1968, más de 5 millones de personas con discapacidad intelectual y un millón de entrenadores y voluntarios han participado en Olimpiadas Especiales a nivel mundial.


Mayor información:

www.olimpiadasespecialeschile.org

Instagram / Twitter / Facebook: oechileoficial


Contacto de prensa:

Camilo Sánchez

Director de Comunicaciones

csanchez@olimpiadasespecialeschile.org

WhatsApp: (+56) 9 4280 0731


Javiera Troncoso

Encargada de contenidos

prensa@olimpiadasespecialeschile.org

Teléfono y WhatsApp: (+56) 9 7416 4545