Padres y Madres de la comunidad LGBT que dieron hogar a niños y niñas con discapacidad intelectual

Actualizado: jul 16

Por: Deborah Sepúlveda

Luca y Alba. Tomada de 20minutos.es

En mayo del año pasado la adopción homoparental en Chile fue aprobada por la Cámara de Diputados y fue despachada al Senado. Este proyecto permite que un matrimonio (o pareja adscritas al AUC), convivientes civiles o solteras/os adopte a un niño o niña, siempre y cuando la pareja cumpla con los requisitos laborales, habitacionales, previsionales y de salud física o mental, además de capacidades socioafectivas competentes.


Este proyecto podría ayudar a que muchas niñas y niños que están en el Sename puedan acceder a una familia que les proporcione un hogar, pero, ¿qué pasa con quienes tienen algún tipo de discapacidad? En 2016 se hizo pública una cifra alarmante, de las 210 muertes de niños y niñas a cargo del Sename hasta esa fecha, el 54% poseía algún tipo de discapacidad. Asimismo, dos años más tarde se hace público que existen cerca de mil adultos con discapacidad en residencias de Sename, en su mayoría con Discapacidad Intelectual, donde muchos mueren en los hogares después de décadas estando ahí. La adopción homoparental, sin duda, podría abrir más opciones de darle un hogar a niños y niñas con discapacidad.


Aquí te mostramos dos familias homoparentales internacionales, de muchas que existen, y que han dado un hogar a niños y niñas con síndrome de down.


Luca Trapanese


Hace dos años aproximadamente se hizo viral la noticia de un padre soltero gay que adoptó a Alba, una niña con síndrome de down que había sido rechazada por 20 familias antes de llegar a él.


Tras la dolorosa muerte por cáncer de un querido amigo suyo, se hizo voluntario en una iglesia en Nápoles para ayudar a gente con enfermedades críticas y niños y niñas con discapacidades. A los 25 decidió ingresar al seminario para ser sacerdote católico, pero a los dos años se retiró tras haberse enamorado de un hombre con quien vivió 11 años y con quien fundó una organización de caridad para personas con discapacidades.

Allí conoció a Florinda, una profesora retirada, con su hijo con síndrome de down, Francesco. Luca y Francesco, quien es tan solo dos años menor que él, se hicieron grandes amigos. Un día, Florinda le hace una importante petición: si podría adoptarlo como hijo para que Francesco tuviese a un hermano, un familiar que vea por él cuando ella falleciera, pues no contaba con ningún otro vínculo cercano. Luca aceptó.


Luca junto a su compañero hablaban sobre tener un hijo, deseo que no cambió para el italiano tras la separación con su pareja. Luego de que se permitiera a padres solteros adoptar en Italia, a inicios del 2017 Luca empezó con su trámite.


“Me dijeron que solo me darían niños con enfermedades, discapacidades severas o problemas de comportamiento, un niño que hubiera sido rechazado por todas las familias tradicionales”, contó el hombre para la BBC en 2018. Él no tuvo reparos, pues tenía los recursos y la experiencia con su fundación, pero por sobre todo poseía un inmenso amor para entregarle.


En julio del 2017 llega Alba a su vida con 13 días de nacida, apenas supo corrió al hospital a verla. Antes que llegara a él, a su corta vida Alba ya había sido rechazada por 20 familias.Cuando la tuve en mis brazos, me llené de júbilo. Sentí que era mi hija inmediatamente. Supe que estaba listo para ser su padre”, comentó al citado medio Luca, “estoy orgulloso de ser su padre. Nunca fue mi segunda opción. Yo la quería a ella”.


Holly y Alex Graham

La pareja de mujeres canadiense fue sorprendida con la noticia el 4 de junio del 2014 mientras se encontraba vacacionando en Las Vegas, Estados Unidos. Tomaron el avión más próximo y dos días después tenían en sus brazos al pequeño Jaxson.

Jaxson y su familia. Tomada de abcnews.go.com

Cuando iniciaron su proceso de adopción, les tocó “escoger” a su hijo e indicar en casillas raza, género, antecedentes biológicos, entre mucho más. Dentro de las muchas opciones la única casilla que marcaron las hizo llegar a quien describen como su hijo perfecto.


Holly comentó al medio ABC News en 2015 que cuando pequeña su mejor amiga del barrio, Mandy, tenía síndrome de down, y que recientemente su madre le contó que una vez ella llegó después de jugar con su amiga diciendo que cuando grande quería ser madre de un niño como Mandy. Nada haría de presagiar que muchos años después podría acceder a dicha posibilidad junto a su pareja, Alex.


“Cualquiera que haya tenido la oportunidad de conocer a Jax puede dar fe de su personalidad contagiosa y el inmenso amor que irradia de él”, contaron a ABC News.

El pequeño Jaxson nació con problemas congénitos al corazón, problemas a las tiroides y probabilidad de tener problemas con sus ojos y orejas al crecer. “Tal vez nuestros días no están llenos de cita de juegos, lecciones de nado, y grupos de madres como podría ser con un bebé típico. En cambio, pasamos nuestro tiempo en varias citas con doctores, saltando de una terapia a otra. De todos modos, disfrutamos ser parte de sus terapias y estallamos en orgullo cuando aprende una nueva habilidad y alcanza un nuevo hito”.


El 1 de febrero del 2018, la pareja anunció en su Instagram (@downewithjaxandniko) la adopción de un nuevo integrante en su familia, Niko, quien también nació con síndrome de down el 29 de diciembre del 2017 y hasta el día de hoy retratan en su red social el crecimiento de sus dos hijos.


En Olimpiadas Especiales soñamos y trabajamos por un mundo donde la inclusión sea la regla, donde se valore y respete la diversidad independientemente de su color de piel, orientación sexual, habilidades, género u origen. Creemos firmemente que todos los niños tienen el derecho de sentirse amados y aceptados tal y como son.




  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Tik Tok

Almirante Riveros 070, Providencia. Santiago de Chile

info@olimpiadasespecialeschile.org