Eunice Kennedy, la mujer que cambió la historia de la discapacidad intelectual y el mundo

Por Claudio Flores

Eunice Kennedy Shriver, hermana del fallecido presidente John F. Kennedy y fundadora de Olimpiadas Especiales, falleció a los 88 años, después de estar varios días ingresada producto de un derrame cerebral.


Shriver, nació un día como hoy de 1921, fue la quinta de nueve hijos de Joseph P. Kennedy y Rose Fitzgerald Kennedy. Tras obtener una licenciatura en sociología de la Universidad de Stanford en 1943, se convirtió en trabajadora social en una cárcel de mujeres antes de emplearse en la corte juvenil de Chicago.


En 1957, se hizo cargo de la Fundación Joseph P. Kennedy Jr. para los personas con discapacidad mental, "centrada en aportar ideas en el campo de las discapacidades intelectuales", según indica en su página web.


Olimpiadas Especiales nació a raíz de un campamento de verano en la casa de la señora Shriver en Maryland en 1962. Fue diseñado para brindar oportunidades a las personas con discapacidad intelectual y se las considere atletas.


La trayectoria de Eunice está fuertemente ligada a la lucha por la salud de niños y adultos con discapacidad. Fue una de las fundadoras clave del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, que forma parte del Instituto Nacional de Salud. Pero, mucho antes de esto, Eunice vivió en primera persona las dificultades que en aquella época aquejaban a las personas con discapacidades. Su hermana, Rosemary, sufría un tipo de enfermedad, por lo que el padre de ambas decidió intervenirla quirúrgicamente en 1941, practicando una lobotomía prefrontal -que luego fue descontinuada- y que le produjo complicaciones de por vida.


"Me llena de tristeza el pensar que aquel cambio no hubiera sido necesario si supiéramos lo que sabemos hoy", mencionó en un artículo publicado en 1962 en el Saturday Evening Post.

Los primeros Juegos se celebraron en 1968 en Chicago. Se extendieron durante dos días y atrajeron a más de mil participantes de 26 estados de EE. UU. y Canadá.


Reconocida en todo el mundo por los esfuerzos hacia las personas con discapacidad intelectual, Shriver recibió varios premios y honores. Incluyendo la Medalla Presidencial de la Libertad (Presidential Medal of Freedom), el más alto honor civil en Estados Unidos. Pese a aquello, siempre pensó que las personas con discapacidades intelectuales eran quienes realmente merecían los premios.


"Le enseñó a nuestra nación, y al mundo entero, que ninguna barrera física o mental pueden frenar el poder del espíritu humano", dijo el presidente Barack Obama en un comunicado el día posterior al fallecimiento de Eunice.


Su proyecto más querido, su mayor orgullo fue acudir a la ceremonia inicial de los Juegos Paralímpicos de Shanghái en 2007, cuando el presidente chino, Hu Jintao, recibió con una sonrisa y entre ovaciones a 7.000 atletas de China, país donde la discapacidad ha sido tradicionalmente tabú.

La fundación que hoy por hoy sigue organizando los Juegos y que dirige su hijo Tim. Cuenta con una red de más de cinco millones de atletas en 192 países.


Eunice Kennedy Shriver cambió la historia del mundo. La lucha por la inclusión de las personas por medio del deporte continúa vigente. Con un millón y medio de voluntarios que han seguido el legado que la filántropa comenzó.


  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Tik Tok

Almirante Riveros 070, Providencia. Santiago de Chile

info@olimpiadasespecialeschile.org