Yoga como herramienta de salud e inclusión

Actualizado: jul 16

Por Javiera Larraguibel

Cada 21 de junio se celebra el Día Internacional del Yoga, promulgado por la Organización de Naciones Unidas desde 2014 con el objetivo de concientizar respecto a su aporte para el bienestar integral.


Está comprobado que practicar yoga es un hábito beneficioso para el bienestar físico y psicológico. Un estudio del Centro de Medicina Integrativa de la Universidad de Maryland (EE.UU), señala que esta disciplina puede mejorar síntomas de enfermedades musculo-esqueléticas, cardiovasculares, respiratorias y de salud mental, entre otras. De hecho, la prestigiosa Clínica Mayo, en medio de la pandemia por Covid19, recomienda su práctica para aliviar el estrés y ansiedad.


En Occidente, se conocen distintos tipos de yoga, como Kundalini, Ashtanga, Bikram y Hatha Yoga, en el cual se basa la mayoría de los estilos. Todas estas variantes tienen en común que consideran el cuerpo físico, energético y mental del practicante, reflejado en que la práctica consta de posturas físicas (asanas), ejercicios de respiración (pranayama) y meditación.


La naturaleza inclusiva del Yoga


La idea de que todas las personas que practican Yoga son flexibles y cumplen con un prototipo, está muy lejos de la realidad. Esta práctica milenaria se caracteriza por ser inclusiva, lo que se refleja en la diversidad de seguidores que tiene esta tradición india en todo el mundo, incluso en comunidades de redes sociales.


Algunos de los comentarios que más se repite en las plataformas virtuales, es que sus practicantes se sienten más tranquilos y conscientes de su cuerpo y mente. Así señala Rocío, atleta de Olimpiadas Especiales, quien conoció esta disciplina en un taller del colegio el año 2012: “me encanta el yoga porque me relaja, me conecta con mi respiración y el medioambiente”.


Rocío cuenta que su asana favorito de yoga es “el árbol” y “la postura del niño”, de equilibrio y relajación/descanso, respectivamente.





“Los beneficios del yoga son para cualquier tipo de persona. Es una herramienta que sirve para todo el mundo”, es lo primero que comenta la instructora certificada de Hatha Yoga, Alicia Cofré.


Esteban, compañero de curso de Rocío y atleta de Olimpiadas Especiales, también ha notado los beneficios del yoga desde que lo conoció: “me ayuda con las piernas y me relaja", señala.


Alicia aplaude que se implementen talleres de yoga en escuelas y colegios, ya que resulta muy beneficioso para niños, niñas y adolescentes en etapa de desarrollo. Agrega que desde que imparte clases, ha notado que esta disciplina ayuda a mejorar el autoestima y seguridad de las personas.


En el escenario actual, Esteban dice no tener mucho tiempo para practicar yoga debido a que está dando prioridad a sus estudios. Sin embargo, cuenta que ha revisado algunas imágenes con posturas en internet, las cuales replica. Por su parte, Rocío practica yoga de forma autodidacta desde su casa, principalmente a través de videos en Youtube de Elena Malova, instructora rusa muy reconocida en las redes sociales.


Yoga para deportistas


Para un deportista, ya sea amateur o competitivo, el yoga es una muy buena herramienta para tener mayor conciencia de su cuerpo manteniendo la flexibilidad de la musculatura y a la vez, para calmar la ansiedad que puede provocar una competencia.


Las y los atletas, se enfrentan a un nivel de exigencia física mayor al común de las personas, pero también una exigencia mental. Por lo mismo, muchos deportistas en el mundo han incluido prácticas de yoga en sus entrenamientos: para mantener un balance físico entre musculatura y flexibilidad y a la vez, mayor tranquilidad mental.


Rocío está de acuerdo con esta implementación yóguica en el mundo deportivo. Comenta que suele sumar algunas posturas y ejercicios de respiración a su preparación para competencias de tenis y atletismo, ya que antes de éstas suele ponerse un poco nerviosa.


La instructora de yoga, Alicia Cofré, hace clases a practicantes regulares de deportes y confirma que el nerviosismo pre-competencia podría limitar el rendimiento respiratorio y físico. Agrega que “una de las enseñanzas del yoga es que nos invita a disfrutar el momento, estar presentes en la actividad que estamos realizando”, por lo mismo, sirve mucho para sacar el máximo provecho a la actividad.


Esteban, atleta en los Juegos Latinoamericanos de Olimpiadas Especiales Panamá 2017, también cree que incorporar algunas herramientas de yoga puede ser una ayuda en la previa de las competencias. “Si haces flexiones de yoga después de la carrera, relajas las piernas. Así no te dan calambres y alivias los músculos”, señala. Además, agrega que después de algunos entrenamientos pone en práctica ciertas elongaciones que ha aprendido en el taller del colegio.


“La práctica base del Hatha Yoga es sumamente adaptable a cualquier necesidad, física o intelectual”. Esto confirma que una persona con discapacidad intelectual, como cualquier otra persona, es potencial practicante y beneficiaria de las bondades del yoga.




  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Tik Tok

Almirante Riveros 070, Providencia. Santiago de Chile

info@olimpiadasespecialeschile.org